LPAmar

Real Club Náutico de Gran Canaria

El Real Club Náutico de Gran Canaria es una sociedad privada fundada en 1908 y cuya presidencia de honor ostenta en la actualidad S.M. el Rey Juan Carlos I de España. Con anterioridad también lo había sido su abuelo S.M. el Rey Alfonso XIII. Su sede social, situada en un lugar estratégico del puerto de Las Palmas de Gran Canaria sobre una superficie de 45.000 metros cuadrados, colinda a su vez con una de las zonas comerciales más activas de la ciudad y una espléndida playa de arena blanca.

Su objetivo social es promover la práctica de la vela deportiva y de ocio. Cuenta con una pequeña pero bonita marina de 135 atraques y otros tantos en dique seco, disponiendo de un ‘travelift’ para embarcaciones de hasta sesenta toneladas, así como toda clase de servicios auxiliares para dichas embarcaciones.

Aunque la actividad primordial del Club es la náutica, ésta se complementa con otras muchas de carácter deportivo o de ocio. Existe en sus instalaciones un amplio gimnasio, canchas de pádel, baloncesto, fútbol 7 y frontenis, aparcamientos para vehículos, piscina climatizada de cincuenta metros, cursos de natación, squash, jacuzzi, baños turcos, saunas, biblioteca, sala de exposiciones ludoteca, club juvenil, juegos de salón,
salas de billar salas de música, sala de televisión, sala de estudio e Internet, zona Wi-Fi aerobic, kárate, quiromasaje terapéutico, yoga y técnicas de relajación, peluquería, cajero automático, etcétera. Destacar también un servicio de restauración, que dispone de tres comedores exclusivos para los socios e invitados (zona piscina, planta noble y espacio privado).

El Real Club Náutico de Gran Canaria es una entidad sin ánimo de lucro, administrada por una junta directiva integrada por quince socios, elegidos cada tres años, y que lo hacen gratuitamente.

Los socios titulares de la entidad superan los siete mil, lo que supone un colectivo vinculado al Club de unas veinte mil personas pues la inmensa mayoría de estos socios, disfrutan de derechos familiares. Este hecho incrementa, hasta casi triplicar, las personas con derecho a disfrutar de las instalaciones. Consecuencia de ello, su sede recibe la visita de más de treinta mil personas mensualmente, desde las seis de la mañana a las nueve de la noche, los siete días de la semana.

Sin embargo, la causa de que el Real Club Náutico de Gran Canaria goce de gran prestigio en el ámbito náutico de todo el mundo es por su espectacular palmarés deportivo, que figura reflejado en las paredes que rodean la airosa escalera que accede a la biblioteca, al comedor privado y a las terrazas superiores, y que le ha hecho merecedor de numerosas distinciones.

En ese gran panel están inscritos los nombres de los titulares de siete medallas olímpicas de oro, dos medallas de oro en la Copa del Mundo ISAF, cuarenta títulos de campeones del mundo, 28 Campeones de Europa y 387 de España. En total, 464 entorchados en vela ligera deportiva, incluidos los obtenidos en el 2011. En lo que va de año ya se han conquistado nada menos que 27, lo que nos permite afirmar que el Real Club Náutico de Gran Canaria de Las Palmas de Gran Canaria (isla de Gran Canaria, España) es la asociación náutica privada cuyos socios acumulan el mayor número de triunfos absolutos individuales en competiciones oficiales de vela ligera deportiva de todo el mundo.
Este sensacional éxito ha sido posible, probablemente en gran parte, al disfrutar Las Palmas de Gran Canaria de un primaveral clima durante todo el año (según la Universidad de Siracusa -NY-EE.UU- la capital grancanaria disfruta del mejor clima de todo el Mundo), lo que permite navegar y competir durante todo el año con el apoyo de una eficaz Escuela de Vela que dispone de un plantel de entrenadores altamente cualificados.

La privilegiada situación de sus instalaciones y el prestigio deportivo y social de que goza el Real Club Náutico de Gran Canaria ha traído consigo que sea visitado por muchas personalidades de las que visitan la ciudad: artistas, escritores, militares de todos los ejércitos, deportistas, navegantes famosos, intelectuales, políticos, altos cargos de la administración, embajadores (por separado y en distintas fechas del año 2010 nos visitaron los embajadores de EEUU y Rusia en España). Todos han dejado su testimonio, con sus firmas, en el Libro de Honor del Club. En este sentido, tiene especial relevancia la celebración de la onomástica de S.M. El Rey Juan Carlos I, el 24 de junio de 1994, que junto con toda la Familia Real recibió la felicitación de las más altas autoridades del Estado y del Cuerpo Diplomático en los propios salones principales de la entidad isleña.

El Real Club Náutico de Gran Canaria dispone de una amplia pinacoteca con cerca de seiscientos cuadros, de los que sólo expone una pequeña parte pues las características arquitectónicas del edificio no permiten una mayor utilización para estos fines. Tan amplia colección se ha nutrido, la mayor parte de las veces, por la cesión de obras de sus autores por el uso gratuito de la Sala Néstor de exposiciones. Dentro de las obras expuestas figura una buena representación de los mejores pintores contemporáneos de las Islas. Merece ser destacados un mural de Cesar Manrique y dos de Pepe Dámaso, junto a una hermosa colección de caracolas de éste último.

Especial mención merece el monumental cuadro en relieve diseñado por el artista local Alberto Trujillo y ejecutado por el laureado fallero valenciano Pablo Jesús Ovejero en el año 2008 con motivo del primer centenario del Real Club Náutico de Gran Canaria. Por sus especiales dimensiones (16×130 metros) y su peso (cinco toneladas) figura en una de las fachadas de la sede de la entidad. El mayor cuadro de esta clase que exista en el mundo, probablemente, reproduce el bonito primer edificio social construido en 1909, de estilo postromántico y desaparecido en 1961 por encontrarse en ruinas.

La sede actual se inauguró en 1962. Su autor fue Manuel de la Peña Suárez. Este arquitecto modernista ya fallecido tiene fama por la calidad de sus trabajos. La obra ha sido catalogada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria como edificio protegido. Con independencia de las cualidades estéticas, su estructura básica fue tan bien proyectada que ha permitido a lo largo de tantos años adaptarlo a las necesidades de cada momento.

Es interesante destacar el exquisito respeto del Real Club Náutico de Gran Canaria por la conservación del medio ambiente. Entre otras iniciativas, dispone de una desalinizadora de agua del mar que cubre el 90% de sus necesidades de agua potable, así como una instalación de 190 placas solares para sus necesidades de agua caliente, incluida la climatización de la piscina.

Naturalmente, el acceso a sus instalaciones está limitado a sus socios y familiares en primer grado y a sus invitados, en un corto espacio de tiempo. Existe un convenio de correspondencia con los más importantes clubes náuticos españoles y algunos extranjeros, mediante el cual sus socios pueden disfrutarlo hasta un máximo de treinta días.

Cuando el Real Club Náutico de Gran Canaria celebra actos culturales, la asistencia a los mismos es pública durante el tiempo en que transcurre el evento. Los socios son informados mensualmente de las actividades realizadas mediante un boletín impreso y a través de su página web.

Web del Real Club Náutico

Las Canteras recognized with